80. Arte y feminismo en la dictadura militar de Brasil

En este artículo se presenta parte de una recopilación de datos realizada durante la investigación de mi masters, realizado en la Universidad de São Paulo, e finalizado en el año 2012, de la trayectoria artística de la brasileña Regina Vater y sus conversiones con el feminismo. En particular, en este corte, trato de exponer las relaciones entre el movimiento feminista con sus variaciones, y el arte nacional desde 1960 hasta mediados de los años 80 – período este de la dictadura brasileña más sangrientas, hasta la llamada apertura política. Respaldado por el trabajo teórico de las americanas Linda Nochlin y Lucy Lippard, y la sudafricana Griselda Pollock, en lo que respeta a las definiciones de arte y feminismo, más allá de la icónica Simone de Beauvoir y Judith Butler para la delimitación de las cuestiones de representación de género, y Wanda Pimentel, Anna Maria Maiolino y muchas otras artistas que han optado por el momento por los medios más tradicionales como la pintura y el dibujo, sino también grabado. El elemento común de estas artistas, obviamente no es sólo el sexo, pero es la mayoría de sus preguntas sobre la identidad femenina, su sexualidad y sus medios de existencia en un tiempo y lugar de presentación clara y diaria al terror psicológico de la dictadura militar , y el machismo latente en las relaciones personales. Ellos, a su trabajo, tanto mostraron una considerable variedad de materiales e instrucciones formales, como convergencias temáticas, incluso involuntaria, lo que permite delimitar así la existencia de un vocabulario feminista en el arte brasileño de la segunda ola del movimiento, y que ha sufrido vigor en los años 90 con un número considerable de mujeres artistas que trabajan con lo femenino y sus variaciones simbólicas y conceptuales. Algunas de estas artistas discutidas aquí no son ni siquiera un fácil reconocimiento del público especializado, medio mucho menos – un resultado no sólo de los temas, de difícil digestión para la crítica de su tiempo, pero sobre todo por una resistencia interna de la arte brasileña reciente, en la absorción de estas mujeres artistas y su arte político a menudo íntimos – consecuencia tanto de un sexismo velado, disfrazado de crítica de arte cualitativa, como de una fuerte influencia formalista en el arte brasileño, repudiando las acciones de arte político, que sólo refuerza la necesidad de conocer esos artistas para discutir este tipo de prácticas,

más ▾
… ecciones fundacionales con artistas como: Andrea Jösh, Carolina Ruff, Mónica Bengoa, Elisa Aguirre, Voluspa Jarpa , Ximena Somo-za y Rosa Velasco. Cada una participó con una obra específica, que mejorará resignific …

autor:
archive: