La Biblioteca de la No-Historia/ PRUEBA DE ARTISTA

PROTOCOLO PARA LA PUESTA EN MARCHA DE LA HISTORIA

La obra la Biblioteca de la No-Historia/ PRUEBA DE ARTISTA consiste en articular y visibilizar, a través del emplazamiento de este trabajo en la Biblioteca Nicanor Parra- UDP, la persistencia traumática que significa la incompletud de la Historia reciente de Chile, y que este trabajo pretende señalar pero también impulsar a aceptar y sanar.

La Biblioteca de la No-Historia/ PRUEBA DE ARTISTA, es una obra que consiste en la intervención permanente de los anaqueles vacíos de la Biblioteca, con 330 “libros” que compilan los archivos que EUA desclasificó sobre Chile, correspondientes a los años 1968-1992, en lo que se denominó “PROYECTO DE DESCLASIFICIÓN CHILE”, realizado entre los años 1998 y 2000.

En el mueble vacío del segundo piso de la Biblioteca Nicanor Parra, que posee 35 anaqueles grises, los libros pertenecientes a la obra, estarán organizados dentro de 10 anaqueles retroiluminados, formando una línea horizontal de aproximadamente 7 metros, sobre el anaquel que dice: DEJAR AQUÍ LOS LIBROS CONSULTADOS.

La hipótesis que me llevó a realizar la primera obra de esta serie en 2011 fue la desesperación de constatar que, a 10 años de su desclasificación, la información de los archivos no formaba parte de los documentos consultados y contrastados, para escribir las “versiones” históricas de Chile en sus relatos de las décadas de los 60’s, 70’s, 80’s y 90’s.

La primera Biblioteca de la No- Historia consistió en intervenir 3 librerías Ulises de Santiago, con “libros” que contuvieran estos archivos clasificados como secretos, y que, al ser desclasificados y sacados de esa condición, presentaban dos características principales: primero, el gran volumen de información (se dice que es el país extranjero sobre el que EUA, más ha desclasificado archivos) y segundo, la gran cantidad de censura que presentan, a través de las tachas negras. Dos condiciones que me llevaron a decidirme por este dispositivo material “libros”, exhibidos y dispuestos al público en librerías, y que podían ser llevados a cambio de una respuesta a la pregunta: “¿qué espacio UD. le asignará a este libro?” y posteriormente “¿qué va a hacer UD. con este libro?”.

De este modo- y por eso digo desesperación- en un gesto histérico-histórico, decidí transformar formalmente en “libros”, un material de archivo que no estaba en los libros. Entendiendo que básicamente un libro es el resultado de una elaboración autoral o disciplinar, sobre los asuntos humanos que nos importan y conmueven, es decir, un libro es un ejercicio civilizatorio de resistencia ante la barbarie. Mientras que un archivo, por el contrario, es solamente la posibilidad de una información que puede o no puede, servir para la formulación de un conocimiento, en este sentido, el archivo es un material que proviene de la barbarie, y así es un material en bruto, crudo e infame.

A través esta nueva propuesta de la Biblioteca de la No-Historia/ PRUEBA DE ARTISTA, el vacío de los anaqueles que circundan a los libros hechos de documentos de archivo, se presenta como la posibilidad de pensar un dispositivo más optimista y esperanzador a cerca del problema ético que este material plantea para la formulación y la necesidad de la Historia nacional en el futuro. La propuesta que es que, a través de la disciplina de la bibliotecología, los anaqueles se irán llenando en el tiempo futuro y de manera impredecible, de aquellos libros que se hayan escrito y se escriban, para formular narrativas, análisis y poéticas que sirvan como elaboración o antecedentes de este material de archivo, y por tanto como elaboración de los hechos acaecidos en Chile en la última mitad del siglo XX.

De este modo, imagino que el sistema de clasificación bibliográfica por materias, autores o título de la biblioteca, y que también representan a las disciplinas en el quehacer del conocimiento colectivo -a través de un catálogo bibliotecario que estará en permanente actualización- brindará la posibilidad de organizar y permitir el acceso a esta escritura sobre la borradura de la Historia de Chile y de sus ciudadanos. Los anaqueles vacíos deberán poseer las señalética destinada a la historia, sociología, arte, psicología, periodismo, poesía, literatura, etc., con la consiguiente clasificación decimal universal del sistema de Biblioteca.

Asimismo, los anaqueles también contendrán, los libros del Proyecto Biblioteca Recuperada que consiste en “la recuperación de libros rescatados, o recobrados simbólicamente, aquellos que no pudieron ser salvados” de la quema, destrucción u ocultamiento ya que “muchos libros, por temor o represión, fueron quemados, escondidos o enterrados en miles de hogares e instituciones chilenas, configurando un espectro de autores, títulos y temáticas silenciadas, imposible ya de precisar y cuantificar. Se quemaron o destruyeron millones de libros, desde fábulas a literatura universal, pasando por escritores latinoamericanos o sencillamente publicaciones educativas, culturales, filosóficas o políticas”.

A través de estos dos acciones, Biblioteca de la No-Historia/ PRUEBA DE ARTISTA y Biblioteca Recuperada, interpelaremos al pasado y crearemos conciencia hacia el futuro, acerca de la escritura/borradura de la Historia en Chile, de su historia cultural y de su futura producción intelectual.

exhibición:
Biblioteca Nicanor Parra - UDP
ciudad:
Toulouse
país:
France
Especificación:

...

Tipo de proyecto:
tipo de obra: